FANDOM


Adrian Toomes, más conocido como el Buitre, es un ex miembro de los Seis Siniestros y formo parte de los Seis Superiores comandados por el Superior Spider-Man. Adrian es uno de los más antiguos enemigos de Spider-Man y uno de los primeros villanos que el trepamuros batalló en su carrera como superhéroe.

HistoriaEditar

OrigenEditar

Adrian Toomes era un gran ingeniero electrónico, que en compañía de otro socio llamado Gregory Bestman fundó la empresa B+T Electronics. Gregory se encargaba de la parte administrativo-comercial y Toomes de la investigación. Tiempo después, Adrian trabajaba sobre un modelo de arnés electromagnético, que permitiera el vuelo a su portador, cuando se presentó en el despacho de su socio para comentarle el éxito de sus investigaciones y éste no se hallaba allí. Aprovechando la ausencia, Adrian revisó los papeles, y descubrió con gran sorpresa que Bestman le había estado estafando con los beneficios de la empresa. Cuando Gregory apareció, Toomes lleno de rabia lo zarandeó e incluso lo levantó en el aire, hecho que desconcertó a ambos debido a la edad y constitución de Adrian. Estupefacto por su fuerza se marchó, ocasión que utilizó Bestman para expulsarlo de la empresa, ya que debido a la inocencia de Toomes, había firmado unas cláusulas en las que dejaba todo a Gregory en el momento de la constitución de la sociedad.

Adrian reunió todos sus ahorros y se retiró a un asilo abandonado en Staten Island, aunque no dejó de trabajar en su arnés y logró construir un modelo portátil con alas que le capacitaba para volar, ademas de darle una fuerza y agilidad enormes. Sin Toomes, la empresa no funcionaba y Bestman se vio obligado a cerrar y subastar el material. Sin embargo, cuando Adrian se enteró, planeó su venganza y decidió ir a la planta a destruir todo y de este modo arruinar a su ex-socio. Entró también en el despacho con la intención de obtener documentación y poderla utilizar como prueba en contra de Gregory, pero en vez de eso, tomó el dinero de la caja fuerte y huyó. Toomes se percató de la facilidad con la que había llevado a cabo todo y ahí empezó su carrera criminal. Con su fuerza y capacidad de huida, nada parecía resistírsele.

Primera Lucha Contra Spider-ManEditar

Vs Spiderman.png

Primer duelo contra Spider-Man

Con su aspecto físico y las alas, Toomes asemejaba a un Buitre, y así se dio a conocer. El Buitre hizo aparición en Nueva York con pequeños robos gracias a su ágil y sigiloso vuelo. Pero esto parece que sólo le servía de entrenamiento y, seguro de sus facultades, decidió dar un golpe más grande, uno que asombrara a toda la opinión pública. Adrian vio su gran oportunidad cuando se enteró de que una joyería de Park Avenue iba a trasladar un millón de dólares en joyas a una nueva sucursal al otro lado de la ciudad. Para dar más emoción, y de este modo alimentar su ego, distribuyó unas notas avisando a la editorial de Jonah Jameson, a una emisora de radio, y al jefe de la policía.

Pero justo cuando regresaba a su cubil, se percató de que Spider-Man le estaba espiando (en realidad, simplemente le estaba haciendo fotos para luego venderlas a Jameson). El Buitre tomo a Spider-Man desprevenido y le noqueó fácilmente. Llegado el día del traslado, y con la policía llenando las calles y los cielos con helicópteros, el Buitre ataca por donde menos se le espera, por las alcantarillas, y se hace con el botín. Tras una larga persecución, Spider-Man logró darle alcance y detenerlo, gracias a un ingenio de su invención, un inversor antimagnético que logró bloquear su arnés.

Durante su estancia en prisión, se ganó la confianza del alcaide, y así pudo construir un mecanismo volador que, aunque rudimentario, le permitió escapar. En el inevitable encuentro posterior con Spider-Man tras el atraco a una joyería, el trepamuros se vio sorprendido, ya que el Buitre había modificado el mecanismo de su traje (ademas de prescindir de su cola) y el inversor antimagnético que dio resultado antes, ahora no servía, y el cabeza de red acabó con el brazo lastimado. El siguiente objetivo de Toomes fue el Daily Bugle, al que se dirigió para robar el dinero destinado a las nóminas de los empleados. Allí le hizo frente Spider-Man, que aun teniendo el brazo derecho en cabestrillo, logró detenerlo de nuevo.

Toomes, como siempre, fue previsor, y gracias a un par de alas preprogramadas, que acudieron en su búsqueda cuando estaba en el patio de la cárcel, pudo fugarse. Spider-Man fue a su encuentro en cuanto lo supo y durante una pequeña refriega, el Buitre escapó, no sin antes lanzarle un nuevo desafío, robaría un acelerador atómico experimental que transportaba el ejército y que pasaba por la ciudad al día siguiente. Pese a que Spider-Man advirtió a los militares, no le hicieron caso, y cuando él mismo se presentó en el convoy, fue capturado por los hombres del General Ross. Toomes aprovecho la distracción de los centinelas para robar el acelerador, pero Spider-Man se liberó y con gran destreza logró desbaratar los planes del Buitre, devolviendo el ingenio al ejército.

Los Seis SiniestrosEditar

Fundacion seis siniestros.png

La fundación de los Seis Siniestros

El Buitre fue miembro fundador de un grupo de villanos conocido como Los Seis Siniestros (junto a Octopus, Kraven, Hombre de Arena, Misterio y Electro) y en su primera reunión estratégica abogó por el ataque simultáneo a Spider-Man. Sin embargo, se decidió hacerlo de manera individualizada y en orden. Toomes fue el penúltimo en enfrentarse al trepamuros, al que retó a que luchara sin los lanza-redes que le permitieron el triunfo en su anterior contienda. Pese a que Spider-Man accedió y luchó sin ellos, consiguió derrotar al alado villano, y tras vencer también a Octopus, desarticuló al grupo.

De nuevo, Toomes escapó de prisión, esta vez con ayuda imprevista. Unos falsos guardias, con unos falsos documentos, lo sacaron con la excusa de un traslado. Sin embargo, todo era una operación tramada por el Amo del Crimen para que, a cambio de su libertad, el Buitre acabara con un serio competidor para su imperio criminal, que no era otro que Kingpin. De camino a su misión, Adrian se encontró con un joven, Jason Ionello, en la azotea de un edificio con claras intenciones suicidas, ya que se culpaba por la muerte de una amiga. En un hecho sin precedentes, Toomes le aconsejó que hiciera como él, y que si no tenía nada por lo que vivir, que buscara algo contra lo que vivir, así resurgiría más fuerte todavía.

Como Spider-Man estuvo involucrado en la muerte, Jason aceptó vivir contra el trepamuros. Más tarde, el Buitre estuvo a punto de llevar a cabo su cometido, pero fue de nuevo Spider-Man quien se lo impidió. Durante una dura pelea por evitar la muerte de Kingpin, el cabeza de red le espetó que si era eso en lo que había soñado convertirse de joven, en un asesino. Estas palabras, sorprendentemente, impresionaron a Adrian. Consternado, reconoció que nunca lo había imaginado y, moralmente hundido, se entregó a la policía, ante el asombro de todos.

Los Dos BuitresEditar

Dos Buitres.png

El dúo Buitre

Recluido en la penitenciaría municipal, Toomes sufrió un grave accidente, el cual, según los servicios médicos, le llevaba irrefrenablemente a la muerte en cuestión de horas. Casi como última voluntad, Adrian pidió ver a su compañero de celda en privado y así revelarle el escondite de un par de alas extra del Buitre, y de este modo Blackie Drago (así se llamaba el compañero) podría ser el heredero del villano y acabar una tarea pendiente, matar a Spider-Man. Cuando Adrian le informó del secreto, Blackie soltó una gran carcajada, él había preparado el accidente sólo para que Adrian le confesara el paradero del equipo en el lecho de muerte.

Drago escapó de prisión y se transformó en un inédito Buitre, aunque fue derrotado por Spider-Man y encarcelado de nuevo. Toomes, herido en su orgullo y lleno de ira, sacó fuerzas y se restableció con rapidez, aprovechó la confusión creada por la evasión de Drago y se fugó de la cárcel. Lo primero que hizo fue buscar las alas que utilizó el traidor (exhibidas en un museo) y cuando las tuvo en su poder, lo fue a buscar a prisión y juntos huyeron. Los dos con los equipos de Buitre. Blackie, ingenuo, creyó que Toomes quería hacer pareja delictiva; sin embargo, lo que realmente quería era demostrar al mundo que sólo él era el auténtico Buitre. De este modo, se sumergieron en una dura pelea, y justo cuando Adrian había derrotado a Drago, apareció Spider-Man. El Buitre estaba crecido, y vio la posibilidad de acabar el mismo día con su mayor y más odiado enemigo. No obstante, y pese a que Spider-Man tenía de nuevo un brazo dañado e incluso llegó a ser sujetado en la azotea del Bugle por Jameson, el trepamuros logró dañar la unidad energética del trajec del Buitre, provocando su retirada.

En Busca de VenganzaEditar

Toomes se estableció en una tienda de reparaciones que le servía de tapadera mientras realizaba mejoras en su arnés, cuando recibió la visita de un mafioso de Harlem que quería extender su poder a todo Manhattan y le propuso que se uniera a él. Toomes, contrariado, reaccionó violentamente, y se lo llevó dejándolo colgado de una farola, de donde tuvo que ser bajado, entre bromas, por la policía. Lo único que le interesaba al Buitre era vengarse de su archienemigo Spider-Man. Morgan juró que eso no iba a quedar así. El Buitre comenzó a capturar rehenes, a razón de uno cada quince minutos, que depositaba en la azotea de un edificio. Y lo iba a seguir haciendo si Spider-Man no daba la cara y se enfrentaba a él.

Cuando el cabeza de red irrumpió, se zambulleron en una pelea a través de varios edificios, dando tiempo a la policía para rescatar a los secuestrados. Spider-Man intentó destrozar con sus manos, de nuevo, el generador, pero el Buitre lo tenía todo planeado y el trepamuros recibió una fuerte descarga que lo dejó semi-inconsciente. Justo cuando Toomes iba a acabar con él, apareció un hombre fuertemente armado y arrojando granadas. Se trataba de Hitman, contratado por Morgan por el desagravio del Buitre. Y su misión consistía en frustrar la venganza de éste con Spider-Man. Sería él quien trataría de matar al arácnido, privando del "privilegio" a Toomes.

El Buitre se abalanzó sobre Hitman, lo suficiente para que fallara el tiro dirigido a Spider-Man, y dando tiempo a éste para recuperarse. Tras una escaramuza entre los tres, Hitman logró poner fuera de combate a Adrian, que tuvo que huir para restablecerse. A su vez, este nuevo personaje se fugó habiendo aprendido más sobre sus rivales, con la esperanza de aprovecharse de ello en un futuro. Además, logró colocar unos rastreadores a ambos para tenerlos localizados. Una vez que la señal de Spider-Man permaneció fija en un mismo emplazamiento, Hitman provocó a Toomes con unos disparos, que hizo que le persiguiera hasta donde se encontraba el cabeza de red, para que viera cómo acababa con él. Sin embargo, las cosas no salieron tal y como planeó, ya que en un disparo dirigido a Spider-Man, éste tuvo la habilidad de colocar al Buitre en la trayectoria de la bala, para que hiciera blanco justo en el generador electromagnético, lo que dejó anulado al alado villano. Por consiguiente, Hitman no podría completar su misión, ya que Toomes no podría ver como mataba a Spider-Man, y huyó.

De nuevo, un episodio trágico afectó a Adrian. Su sobrino, Malachai Toomes, entregó su vida al interponerse en un disparo dirigido a su tío durante unas luchas cuyo origen era el control del hampa.

Nathan LubenskyEditar

Toomes, hundido moralmente y con pocas ganas de vivir, fue conducido al hospital Bellevue en Manhattan para realizar allí unos ejercicios de rehabilitación y después ingresar en prisión. Dado su aspecto y su edad, las medidas de seguridad eran mínimas, y nadie lo vigilaba. En el gimnasio del hospital conoció a Nathan Lubensky, quien con una breve charla le infundió ánimos y le alentó a disfrutar de la vida. Henchido de motivación, Adrian esperó a que Nathan se fuera para fabricarse unas nuevas alas con los componentes electromagnéticos del gimnasio y así escapar.

De nuevo inició una serie de robos sin que nadie pareciera poder detenerlo y, en una hábil muestra de ingenio, se refugiaba en una habitación del Restwell Nursing Home, una residencia pública en la que los ancianos se recuperaban y convivían, y donde Toomes pasaba completamente desapercibido. En ese lugar también se encontraba su nuevo amigo Nathan y su pareja, May Parker. Fue el sobrino de ésta, Peter, durante una visita, quien identificó al Buitre. Cuando Adrian iba a deshacerse del joven, sin que nadie se enterase, apareció Spider-Man y se envolvieron en una pelea por todo el edificio. El Buitre tomó un rehén y amenazó con matarlo, pero cuando se percató de que ese rehén era Nathan, rápidamente lo dejó y logró escapar. Toomes fue incapaz de dañar al hombre que lo había ayudado.

La Revancha Contra BestmanEditar

Adrian se retiró al sudoeste de los Estados Unidos, en una pequeña ciudad llena de jubilados. Cuando leyó en el periódico que Bestman había refundado su empresa y realizaba una exposición de alta tecnología en Nueva York, lleno de ira, viajó hacia la gran manzana y se presentó en el Coliseo, el salón de exposiciones, para vengarse de su ex-socio. Mientras lo buscaba, el Buitre iba destruyendo toda la exposición, causando el pánico entre los asistentes. Enseguida apareció Spider-Man, que trató en vano de detenerlo. Toomes destruyó todo y logró secuestrar a Bestman, aunque el trepamuros logró adherirle un rastreador arácnido.

Fue gracias a ese dispositivo por lo que el cabeza de red descubrió el asilo donde el Buitre tenía su guarida y a Bestman con él. Mientras Toomes torturaba a Bestman recordándole el daño que le había hecho con la malversación de los beneficios de su antigua empresa, Spider-Man había conectado un walkie-talkie de la policía, que escuchó toda la conversación. Cuando Toomes se percató de su presencia, huyó con Bestman y lo arrojó al vacío para matarlo, cosa que impidió la telaraña de Spider-Man, y fue éste el que finalmente arrancó las alas del Buitre y lo entregó al Teniente Keating, quien también iba a investigar a Bestman, considerando lo que había podido escuchar.

Banda de ImpostoresEditar

Durante su vuelta a presidio, Toomes mantuvo cierta relación con un individuo de poca monta, conocido como Honcho. Éste último se las arregló para que Adrian le revelara parte de sus diseños de El Buitre, confiando en que apenas entendería nada. Sin embargo, una vez que alcanzó la libertad, fabricó unos trajes muy similares y junto con otros tres hampones formó la banda de Los Buitres, quienes se dedicaron al robo por toda la ciudad. Herido en su orgullo, Toomes escapó de la cárcel, dispuesto a demostrar que nadie podía igualar su habilidad y destreza, y se enfrentó a la banda. El Buitre los venció sin demasiados problemas, pero Spider-Man apareció en el último momento e impidió que acabara con ellos, aunque el grupo quedó disuelto.

Atlantic CityEditar

Días después, El Buitre trataría de vender un sistema de juego trucado, unos dados, al dueño de un casino de Atlantic City. Sin embargo, el precio era exagerado y el propietario se burló de él. La suma era cuantiosa porque Adrian planeaba poder tener un entierro digno llegado el día, e incluso ser embalsamado o disecado y ser expuesto para admiración de todos. Deshonrado, Toomes se introdujo en uno de los locales de juego y comenzó a destrozarlo. Casualmente, Peter Parker había ido acompañando a su tía en una excursión de jubilados y, como Spider-Man, se enfrentó al Buitre. Justo cuando la pelea parecía decantarse del lado del villano, apareció El Duende, que tenía el local bajo su protección, y puso en fuga a Toomes. Sorprendentemente, El Duende, con Spider-Man a su merced, lo dejó escapar para atender unos asuntos importantes en Nueva York.

Adrian no desistió en su intento de vender el fraudulento ingenio, y lo intentó con Morris "Serpiente" Diamond, un mafioso poseedor de casinos en Las Vegas. Del mismo modo que en Atlantic City, Toomes fue objeto de burla, e incluso este hombre le robo de su habitación los diarios con la información sobre los dados. Por supuesto, la venganza sería horrible. Toomes estaba desarrollando una fórmula momificadora para su propio cuerpo que lo dejaría inerte pero indestructible, y podría así alcanzar la gloria para la posteridad. Esta misma fórmula quiso probarla con "Serpiente" en vida y así desquitarse; destruyó un avión en el que viajaba hacia Nueva York y lo condujo a una cueva en medio del desierto. Sin embargo, Peter Parker viajaba en el avión de regreso a Nueva York tras promocionar su libro "Telarañas" y, de nuevo como Spider-Man, se enfrentó al Buitre. Durante la pelea inyectó al arácnido el suero momificador, pero fue detenido por la azafata del vuelo, quien en realidad era una espía que iba tras la pista de "Serpiente", y obligó a Toomes a proporcionar un antídoto a Spider-Man.

Otros OponentesEditar

Vs Daredevil.png

El Buitre luchando contra Daredevil

Pocas veces el Buitre se había enfrentado con otro que no fuera Spider-Man. Una vez lo hizo con Daredevil: mientras Toomes hacía honor a su apodo e intentaba robar las pertenencias, unas joyas, de la tumba de Heather Glenn, Matt Murdock, novio de la difunta, iba a visitarla y lo encontró allí. Rápidamente, y como Daredevil, se enfrentó al Buitre en una pelea salvaje que acabó con el diablo rojo herido y la huida de Toomes. Más tarde, el Buitre buscó venganza y acabó siendo derrotado por Daredevil. En otra ocasión, durante la operación a la que se sumaron algunos villanos, los Actos de Venganza, el Buitre se enfrentó con Rusty Collins y Desliza, de los Nuevos Mutantes, al tratar de liberar al peligroso Nitro.

El Regreso de los Seis SiniestrosEditar

Posteriormente, El Buitre fue contratado por Kingpin para asesinar a Richard Trask, ya que éste se había negado a formar parte, con sus casinos de Atlantic City, de la organización mafiosa. El homicidio se iba a perpetrar durante la botadura del yate del empresario pero, como siempre, Spider-Man apareció para impedirlo. Durante la pelea, Toomes trató huir con un rehén, que no era otra que May Parker, que había acudido como espectadora al evento (aunque este dato era desconocido para Adrian). Sin embargo, el acompañante de la anciana, Nathan Lubensky, trató de impedirlo y se prendió de la espalda de El Buitre, que levantó el vuelo. Asustado, Nathan se soltó y sufrió un infarto cardíaco de la impresión al precipitarse al vacío, muriendo por ello.

Afortunadamente para Toomes, apareció una nave voladora que le rescató del trepamuros. Esa nave estaba pilotada por el Doctor Octopus. Octavius había logrado reunir de nuevo a Los Seis Siniestros (el Duende en lugar de Kraven, Mysterio, Hombre de Arena, Electro, Buitre y él mismo). Esta vez el plan era hacerse con el control del un satélite de próximo lanzamiento que, modificado convenientemente, lanzaría a la atmósfera un veneno que mataría a todo el mundo si no accedían a convertir a estos villanos en sus gobernantes. Al Buitre, junto con el Hombre de Arena, le fue encomendada la misión de conseguir una unidad anfibia experimental del ejército, que serviría para alcanzar los objetivos. Pese a que Spider-Man trató de impedirlo, lograron hacerse con el vehículo. A esto se sumó el éxito de Misterio y el Duende, que consiguieron un elemento químico que aseguraría la inmunidad del grupo para con el veneno.

El Buitre y el Duende encabezaron el ataque a la base de lanzamiento del satélite, que estaba repleta de público, entre ellos Spider-Man. Tras una encarnizada lucha, el grupo logró introducir el mecanismo liberador del veneno en la nave. Sin embargo, algo pareció salir mal, ya que el Duende aplicó una pequeña dosis del tóxico al trepamuros sin ningún resultado. Fue entonces cuando se dieron cuenta de que habían sido utilizados por Octopus, y que la sustancia no era otra cosa si no un antagonista de la cocaína, que liberaba de su adicción a todos los usuarios de esta droga. No obstante, tenía un efecto secundario consistente en tremendas convulsiones, cuyo único antídoto era la burundita (el elemento que les había hecho creer que era el antídoto al veneno). Con la cantidad de personas poderosas enganchadas a la droga, Octopus podría obtener innumerables beneficios proporcionándoles la neutralizadora burundita. Diezmados en fuerzas y en efectivos (el Hombre de Arena se había echado atrás en el último momento), los villanos tuvieron que huir de Otto y de las autoridades, jurando venganza. Pero la materia que iba a ser liberada en la atmósfera tenía otro efecto que Octopus pasó por alto: destruiría la capa de ozono. Afortunadamente, Spiderman logró arrebatar a un sorprendido Octavius la burundita para anular la acción de la sustancia.

La Venganza de los Seis SiniestrosEditar

Tiempo después, Toomes se unió al resto de Los Seis Siniestros, Electro, Mysterio, Hobgoblin y el Hombre de Arena, para vengarse de Octopus (aunque Flint Marko tuviera motivos distintos que los demás). Cuando el grupo iba a ajustarle las cuentas a Doc Ock, apareció Spider-Man, avisado por el Hombre de Arena, y Hulk, enviado por El Panteón. Con unos brazos mecánicos nuevos de adamantium, Octopus se deshizo con facilidad del trepamuros y del gigante esmeralda, además de cristalizar de nuevo al Hombre de Arena, lo que convenció al resto de villanos para unirse a él en sus nuevos planes. Para su realización, antes deberían conseguir una gran cantidad de armamento de otra dimensión y, tras un nuevo enfrentamiento con Spider-Man y solo, se dispusieron a ello. Pese a todo, Toomes tenía sus reservas con respecto a Octopus, si ya les había traicionado una vez, lo podía volver a hacer, aunque sin embargo todos le siguieron. Así, tras causar una auténtica matanza entre los habitantes de una dimensión sin determinar, el grupo volvió con multitud de armas y robots de guerra, lo cual les hacía prácticamente imparables.

Su objetivo, establecido por Octopus, sería hacerse con el control de un cuartel de Hydra, desde donde controlaban todos sus satélites espías capaces de acabar con el planeta. Atraídos por la batalla desatada en la base secreta de la organización, allí se presentó un nutrido grupo de héroes, entre los que destacan Spider-Man, Los Cuatros Fantásticos, Hulk y el Ghost Rider. Pese a que los Seis Siniestros (sin contar al Hombre de Arena, que estaba del lado de los buenos) también trajeron a Gog de otra dimensión para reforzarles, los aliados de Spider-Man resultaron triunfantes. El Buitre, junto con Hobgoblin, consiguió huir.

DesatadoEditar

Paradojas del destino, lo que había hecho casi invencible al Buitre, su arnés electromagnético, parecía que iba a convertirse en lo que le iba a conducir a su fin: el campo que generaba le produjo un cáncer con feroces metástasis. Consciente de este hecho, se propuso morir dejando vengadas cada una de las afrentas de las que fue objeto en el pasado. De este modo, fue matando a diversas personas: Frankie Fillmore, quien lo delató en una ocasión a la policía, y su ex-socio Gregory Bestman, a quien le rompió el cuello tras secuestrarlo de nuevo. Sin embargo, dos cuestiones fundamentales le quedaban pendientes: el perdón de May Parker por la muerte de Nathan Lubensky y el exterminio de su odiado Spider-Man.

Tras un encuentro casual con Spider-Man, se produjo la primera escaramuza, en la que quedó de manifiesto el gran poder del Buitre, que había subido los niveles de su arnés a unos niveles altísimos, ya no tenía nada que perder. Sin embargo, estaba más interesado en resolver primero el asunto de May Parker, y se presentó en su domicilio. Allí, le explicó que la muerte de Lubensky había sido un terrible accidente, de hecho, Toomes no se percató de que lo había matado hasta que lo leyó en los diarios, no sabía que era él. Avergonzado, imploró su perdón y se encontró con una sonora bofetada de la anciana, al mismo tiempo que le echaba de su casa. Este sorprendente resultado no dejó satisfecho a Toomes, que volvió tiempo después y se encontró con el sobrino de la Señora Parker, Peter, quien le hizo frente, aunque conteniéndose para no descubrir su identidad secreta.

El Buitre confesó a Peter que de no ser familia de la anciana, lo habría matado y fue entonces cuando May irrumpió en escena portando una revolver que previamente había abandonado Adrian. Toomes reconoció que se había equivocado volviendo y, al oír las sirenas de la policía, huyó con Peter como rehén. Una vez en el silo que tantas veces le sirvió como refugio, le volvió a explicar al muchacho lo apesadumbrado que se encontraba por la muerte de Nathan, sin embargo, cualquier duda sobre las buenas intenciones de Toomes quedaron disipadas para Peter cuando vislumbró el cadáver de Bestman entre las sombras. Lleno de ira, se arrojó por la ventana, sin que un sorprendido (y preocupado de veras por la suerte del chico) Toomes, pudiera hacer nada. En ese momento, apareció Spider-Man, quien dijo haber puesto a salvo al muchacho y que había sido un juego de niños localizar el clásico escondite del Buitre, ya que era conocido.

El Buitre vio entonces su gran oportunidad para acabar con Spider-Man, y se zambulleron en una pelea en la que el Buitre ascendió a los cielos tanto como pudo para matar al trepamuros, pero su generador estalló en llamas y el cabeza de red lo entregó a la policía, no sin antes pasar de nuevo por casa de May Parker, la cual, lejos de perdonarle, le deseó una muerte larga y llena de dolor. Sin embargo, May iría al calabozo donde estaba recluido Toomes pasados unos días y, aunque estaba avergonzada de sus palabras y no quería malgastar su vida odiándolo, no podía perdonarlo, era algo que quedaba entre él y Dios.

RejuvenecimientoEditar

Era cuestión de tiempo que el Buitre escapara de prisión, y así fue. Esto sucedió cuando Toomes leyó unos artículos acerca de los trabajos de investigación de la Dra. Benita Sánchez, que estaba desarrollando una máquina llamada Juvenator que invertía el envejecimiento renovando la estructura celular y eliminando las enfermedades, tomando la energía vital de una fuente y transmitiéndola a otra. Este aparato experimental permitiría a Adrian vivir para siempre. Cuando se presentó en el laboratorio de la científica, se entabló una pelea con Spider-Man, quien estaba allí como Peter Parker.

Fue durante el combate cuando el Buitre lo vio claro y tomó, gracias al artefacto de la Dra. Sánchez, la energía vital de Spider-Man, dando como resultado un Toomes pletórico y rejuvenecido físicamente y un Spider-Man anciano y débil. Con rapidez, el Buitre se trasladó a un antiguo escondite, donde había desarrollado un nuevo traje con un nuevo generador que no provocaba cáncer, como su antiguo equipo. Sin embargo, el proceso del Juvenator no era definitivo y, tras una dolorosa transformación, tanto el Buitre como Spider-Man recuperarían su estado anterior.

Oportunista como pocos, el Camaleón también estaba siguiendo los avances de la Dra. Sánchez, y ofreció una alianza al Buitre. A cambio de ayuda para hacerse con el control del hampa de Nueva York, el Camaleón le proporcionaría un ser de vida artificial que le serviría como fuente de energía vital para alimentarse gracias al Juvenator. De este modo, ambos robaron dicho aparato y lo trasladaron a la guarida del Camaleón, adonde llegarían los dos humanoides creados por el villano, que no eran otros que Richard y Mary Parker, aquellos a quienes Peter Parker creía sus padres, y que iban a revelar la identidad secreta de Spider-Man a su hacedor.

Sin embargo, el trepamuros había colocado un rastreador a un sorprendido Buitre e irrumpió en escena para proteger su secreto. Richard, controlado por el Camaleón, se transformó en una auténtico monstruo para matar a Spider-Man, pero Mary alteró la misión para la que estaba programada y protegió a Spider-Man, acabando con la vida de Richard. Mientras el Camaleón huía, el Buitre aprovechó la confusión, y con el Juvenator tomó la vida de Mary Parker, que murió casi al instante. Sin embargo el aparato, todavía en fase experimental, no dio los resultados previstos y, aunque el Buitre volvía a ser joven, se quedó en estado catatónico, fruto de la mezcla de energía vital y artificial.

Ya recuperado, el Buitre fue contactado por el Búho, quien estaba pasando por una fase crítica, dudando por donde conducir su vida; si seguir por el mal camino o redimirse. El propósito de esta relación era el interés común de ambos por borrar su pasado. El Buitre había sustraído de un laboratorio del ejército un virus químico letal, el cual inocularían, a todo aquel que les conociera antes, mediante un insólito vector de transmisión: las garras de auténticos buitres. No obstante, El Búho titubeó y huyó, inseguro todavía de lo que hacer. En su huida, se encontró con Daredevil y Spider-Man, pero un buitre de Toomes le seguía e infectó a Spider-Man con el virus. Owlsley volvió a la guarida del Buitre, y éste le confesó que ya había empezado a borrar su pasado sin su permiso: había transmitido el virus a un antiguo colaborador suyo, Paul Greyson. Sin embargo, Toomes le dio al Búho la oportunidad de decidir y le entregó el antídoto, aunque finalmente no lo utilizó y lo dejó morir.

Daredevil y Spider-Man encontraron el escondite de ambos, acuciados por una cura para el trepamuros. El diablo rojo acabó rápidamente con El Buitre, mientras que el cabeza de red contuvo a las aves. Sin embargo, El Búho logró escapar, no sin antes eliminar a un buitre evadido y arrojar a las manos de Spider-Man el antídoto. De este modo saldó su deuda con los dos héroes por haberle concedido una oportunidad. El trepamuros se salvó realmente por las ganas de vivir que tenía, ya que, realmente, el antídoto del maléfico Buitre no era otra cosa que un placebo.

Perseguido por KaineEditar

Tras la muerte del Dr. Octopus a manos de Kaine, el primo de Otto reunió a lo que quedaba de los seis siniestros, esto es, Electro, Mysterio, Hobgoblin y el rejuvenecido Buitre. Fue durante el trayecto a la reunión cuando Toomes tuvo su primer encuentro con la Araña Escarlata, quien logró encontrar la guarida de los villanos gracias a un rastreador colocado a Adrian en su enfrentamiento. El propósito de este conclave era planear la recuperación del material confiscado de Octavius, localizado en una base secreta. Sin embargo, los cuatro fueron derrotados en aquella base por un Spider-Man que había logrado el control de los brazos mecánicos de Octopus. Más tarde se demostró que detrás de toda la operación se hallaba Mysterio, que quería un disco con información valiosa sobre el mundo del hampa.

Tiempo después, El Buitre volvió a formar parte de otro grupo, heredero de Los seis siniestros. Eran Los siete siniestros (Duende, Escarabajo, Mysterio, Shocker, Escarabajo, Escorpia y el propio Buitre). Reunidos por El Duende, la misión era eliminar a Kaine antes que él hiciera lo mismo con ellos, vista la trayectoria que el misterioso personaje llevaba. Sin embargo, Toomes no estaba muy por la labor y tuvo un duro enfrentamiento con el Duende, pero al final entró en razón y se unió a la captura. Una vez que localizaron al "asesino de villanos", Toomes demostró su valía llegando a salvar la vida al Duende, sin embargo poco más pudo hacer, ya que fue rápidamente reducido por la Araña Escarlata (en ese momento identidad adoptada por Peter Parker) que apareció en escena para salvar a Kaine (y también a los Siete Siniestros de él).

El estado rejuvenecido de Toomes le siguió dando problemas, y volvió súbitamente a su estado anciano anterior. A través de un mecanismo de su arnés, pudo absorber la energía vital de algunas personas, civiles en su totalidad, lo que le permitía seguir joven, pero trató de buscar una solución más permanente y robó unos componentes en una empresa electrónica. Sin embargo, se cruzó en su camino de nuevo la Scarlet Spider y desbarató sus planes.

Toomes intentó volver a hacerse con el mando de su antigua empresa, Bestman Electronics, pero El Merodeador se lo impidió. Juró venganza y no paró hasta que estuvo preparado y regresó para acabar con él. Sin embargo, el Merodeador al que atacó no era Hobie Brown, si no otra persona que había sustraído su traje aprovechando una convalecencia de éste en el hospital, para poder hacerse rico robando aprovechando las cualidades del disfraz. Pero eso poco le importaba al Buitre, y consiguió averiguar el domicilio de este nuevo villano.

Spider-Man también iba tras la pista de este ladrón, para devolver el traje a su legítimo dueño, y también apareció allí, aunque no pudo impedir que Toomes le hiciera graves heridas al usurpador. Mientras el cabeza de red lo trasladaba al hospital, El Buitre logró huir. Rabioso, su próximo paso sería matar a Spider-Man, para con esto lograr acabar con todo aquel que conociera su anterior etapa como anciano, y de este modo hacer "borrón y cuenta nueva", según sus propias palabras. Casualmente, cuando atacó al trepamuros, éste se hallaba asistiendo a la desaparición y muerte de DK, un monstruo surgido de un accidente que pudría todo lo que tocaba. Este ser, en deuda con Spider-Man, logró en un último acto contener al Buitre, quien en contacto con él volvió a su vejez. Y esta vez parecía que de una manera definitiva.

Crisis de IdentidadEditar

Gracias a una hábil abogada, que logró convencer la juez de que el anciano (de nuevo) Toomes poco tenía que ver con la persona que cometió los delitos por los que estaba encarcelado, dado su estado anciano y débil, Adrian quedó de nuevo en libertad. Sus ansias de venganza de Spider-Man no estaban ni mucho menos olvidadas, y otra vez se convirtió en El Buitre. Sin embargo, Spider-Man parecía haber sido eliminado por un nuevo superhéroe llamado Hornet (que no era otro si no el cabeza de red, evitando con esta personalidad ser objeto de los cazarrecompensas que buscaban el dinero del premio establecido por Norman Osborn por su captura). Este hecho desencadenó la ira del Buitre, que consideraba a Spider-Man como su exclusivo objeto de venganza, y decidió por ello acabar con este nuevo personaje. El Buitre atacó a Hornet en pleno de una conferencia de prensa en la que Norman le agradecía los servicios prestados a la ciudad en su lucha contra el crimen. Durante el enfrentamiento, Toomes reconoció rápidamente a Spider-Man por su cháchara, y así lo gritó a los cuatro vientos. Sin embargo, fue derrotado de nuevo. Los que lo oyeron lo tomaron como falsas acusaciones típicas de los villanos, aunque Norman sí que lo creyó, lo que provocó que Peter Parker abandonara esa personalidad.

De nuevo, lo que quedaba de Los seis siniestros (Kraven, Mysterio, Buitre, Electro, Hombre de Arena} se reunieron reclutados esta vez por un Hombre de Arena que había vuelto a ser villano. El objetivo era acabar con Octopus y su protegido, el senador Ward. La historia se volvía a repetir, y Spider-Man se vio involucrado en la lucha, a la que se unió Veneno, como sexto miembro del grupo, interesado únicamente en el trepamuros. Durante la refriega, se produjo la manifestación de un virus alienígena latente en el senador, cuya misión era contagiar y dominar a la humanidad. Los seis siniestros, y Toomes con ellos, se retiraron sabedores de que poco podían hacer ante semejante amenaza, que finalmente fue abolida.

Otro gran golpe del Buitre consistió en el robo de valiosas joyas aprovechando el caos y la confusión que proporcionaba unos apagones de varias manzanas en Nueva York. El propio Toomes era el responsable de ellos, mediante un compuesto que al contacto con la corriente eléctrica se inflamaba, de modo que vertido en los cables adecuados inutilizaba los circuitos. Adrian fue a la búsqueda de un valioso collar de zafiro en un domicilio, pero al no encontrarlo raptó a la hija de los dueños para canjearla por la joya, bajo amenaza de matarla. No obstante, y pese a que la familia le hizo entrega posteriormente de la alhaja, Toomes dijo entonces que sólo la devolvería cuando estuviera fuera de la ciudad, a salvo. En su huida se encontró con Spider-Man, quien consiguió utilizar la sustancia inflamable contra el propio Buitre, que cayó al río con su arnés electromagnético en llamas. Afortunadamente, el cabeza de red localizó a la niña y la entregó a las autoridades.

Reaparecería cuando Peter estaba buscando a su tía May, que había sido secuestrada por alguien hasta ese momento desconocido. Parker acudió donde el Búho para obtener información del paradero de su tía, y éste le dijo que Electro y el Buitre estaban detrás del secuestro. Spidey los encontró en un burdel, Electro le hizo frente, mientras Toomes huyó para ponerse sus alas las cuales no traía consigo, además este llevaba un maletín con dinero y en el afán de que no escapase, Spider-Man le arrebató el maletín cayendo todo el dinero en el barrio en el que se encontraban. Ambos villanos estaban furiosos, aún más Electro que le hizo frente de un manera espectacular, la lucha dejó como resultado a ambos seriamente heridos mientras Peter era llevado al hospital a Electro no se lo encontró.

Allí apareció el Buitre como todo un carroñero para vengarse por el dinero perdido, Peter estaba indefenso en el hospital semiconsciente y el Buitre lo secuestró, voló por encima de la ciudad recriminándole la pérdida del dinero, y le confesó que los diez millones que le tocaban era para salvar la vida de un nieto que tenía leucemia, le contó que su nuera lo había visitado en la cárcel y presentado al niño, lo visitaron hasta que salió de ella y que una vez afuera siguió viéndolos todas las semanas y se enteraron luego de la enfermedad por eso necesitaba el dinero, le quitó la mascará, contempló quien era su peor enemigo, a quien describió como un "Don nadie" y lo soltó, Spider-Man caía precipitadamente hacia el pavimento sin que ninguno de sus músculos reaccionara para salvar su vida.

Vs gata negra.png

El Buitre enfrentando a la Gata Negra

El Trepamuros no hubiera sobrevivido de no ser por la intervención de su antigua amante la Gata Negra quién lo salva de la caída. El Buitre se lanzó sobre Felicia furioso por no haber podido liquidar a Spidey, en la lucha la Gata astutamente comenzó a rasgar el traje del Buitre, dañando su sistema de navegación y estrellándolo contra los edificios, así indefenso terminó dándole una paliza, además le confesó que ella los andaba buscando ya que el Búho la había contratado para recuperar el dinero que él y Electro le habían robado. El Buitre despertó en el Barrio de los Mataderos, Manhattan, donde Felicia lo había entregado al Búho que pensaba dar un escarmiento a Toomes y a Dillon por querer robarles sus veinte millones de dólares.

Guerra CivilEditar

Durante la Guerra Civil, fue detenido junto con Grim Reaper y Trapster por el Capitán América y su creciente resistencia, quien lo encadenó junto con Grim Reaper a un poste y le rompió su nariz. Posteriormente fue encontrado y puesto bajo la custodia de S.H.I.E.L.D.. Luego fue testigo de cómo Spider-Man revelo su identidad al mundo, desde su celda en la cárcel.

Después que Spider-Man se unió al bando anti-registro por lo cual fue perseguido como un criminal, Toomes habló con el Hombre Múltiple y comento la debilidad inherente de Spider-Man, la de su falta de voluntad para usar sus poderes en beneficio personal. S.H.I.E.L.D. le regreso su arnés de vuelo y le animó a dar caza a Spider-Man, ya que ahora se le consideraba un proscrito. Más tarde, el Buitre atacó a Spider-Man en una firma de libros y logró cortarlo con un potente sedante. Sin embargo, Toomes cayó inconsciente y sintiendo que algo estaba mal, Spider-Man lo llevo al hospital. Toomes despertó unas horas más tarde, donde un médico le reveló que había sufrido un accidente cerebrovascular y muchos de sus músculos en el lado izquierdo de su cuerpo se habían paralizado. Una vez el médico se marcho, Spider-Man se coló dentro y Toomes le pidió que lo matara porque era solo un hombre débil. Cuando Spider-Man se negó a hacerlo, Adrian le dijo al trepamuros que también era débil, y siempre lo seria. Después de hacer comentarios hirientes acerca de su tío Ben, Spider-Man tomó una almohada y comenzó a asfixiarlo. Adrian se defendió, y Spidey retiro la almohada, al comentar que "para alguien que está pidiendo morir, luchas bastante por tu vida.”

Después de que Peter Parker hizo un trato con el demonio Mephisto, la identidad de Peter fue una vez más un secreto para Toomes y la mayor parte del mundo.

Cuando Kraven comenzó a recolectar un zoológico de súper-humanos con poderes de animales, el Buitre fue uno de sus cautivos. Para evitar que Toomes encontrara una manera de remover su collar bomba, Kraven le rompió las manos en varias ocasiones, pero con la ayuda de Rhino, el Buitre escapó.

RegresoEditar

Un nuevo grupo de ladrones voladores fueron vistos en Nueva York, y Spider-Man trabajó con la oficial Carlie Cooper para averiguar qué estaba pasando. Se descubrió que este grupo de ladrones tenía un líder, que también les proporcionó la tecnología para volar, Adrian Toomes, el buitre original. Después de resolver de donde provenían estos ladrones, Spider-Man los enfrentó y sometió. Al final se enfrentó al Buitre (que utilizó su tecnología magnética para proveerse de super-fuerza), pero el villano escapó.

Superior Spider-ManEditar

Oto vs Buitre.png

El Buitre combatiendo a un viejo amigo

Algún tiempo después, el Buitre envió a sus secuaces para recuperar algunos documentos que dejó atrás en MJ's, anteriormente su escondite, The Wake. Spider-Man, que se identificó como Otto Octavius, invadido su escondite ofreciéndole dinero a Toomes a fin de que este renunciara a su vida de crímenes y dejara la ciudad, pero el Buitre no le creyó una palabra y ordeno a sus pequeños secuaces atacar al trepamuros. Spider-Man golpeo accidentalmente a uno de los mini buitres; aunque resulto que todo este tiempo el Buitre había utilizado a niños para sus propios fines. Impresionado, Otto recordó su propia infancia y la golpiza permanente que recibía a manos de su abusivo padre. Estos recuerdos le hicieron entrar en cólera y ataco a Toomes. Después de una dura batalla en el aire, Spider-Man logro apagar los lentes mejorados de su mascara, para cegar a Toomes al activar la Spider-Señal y hacerlo estrellar justo en esta.

Junto con Boomerang y el Escorpión, Toomes fue encarcelado y tratado en la enfermería de la Balsa. Luego los Mini Spider-Slayers de Alistair Smythe sanaron y mejoraron al trió criminal a fin de matar a Superior Spider-Man. Finalmente, fue derrotado y obligado por Spider-Man a trabajar en su equipo de los Seis Superiores.

Poderes y HabilidadesEditar

  • Levitación Temporal/Limitada: Recientemente se ha puesto de manifiesto que debido a su uso prolongado del arnés, el Buitre puede levitar o hacer flotar su cuerpo incluso sin este dispositivo, pero a una velocidad muy lenta. Al igual que sus otras habilidades, es probable que esta capacidad también se desvaneciera al estar tanto tiempo lejos del arnés.
  • Super-Fuerza: Con el uso de su tecnología magnética, Toomes puede proveerse de super-fuerza, siendo capaz de levantar un enorme tanque de agua fácilmente.

HabilidadesEditar

Ingeniero Eléctrico: El Buitre es intelectualmente brillante en los campos de la electrónica y la ingeniería mecánica, con un gran talento para la invención. También ha ganado un grado de Maestría en Ciencias en Ingeniería Eléctrica.

ParafernaliaEditar

EquipamientoEditar

Buitre traje.png

El traje clásico del Buitre

  • Arnés de Alas Electromagnéticas: Con este dispositivo es capaz de volar de forma sigilosa con una autonomía de 6 horas, a una altitud máxima de 335 m. y a un máximo de 152 Km/h con gran destreza. El generador de antigravitones unido a su traje de vuelo le permite tomar el aire batiendo las alas que lleva bajo el brazo. Su traje funciona a modo de arnés que aumenta sus habilidades, proporcionándole una mayor fuerza y agilidad, lo que hace que sea capaz de derribar a cualquier enemigo con un golpe de sus alas que en ocasiones actúan como auténticas cuchillas. Estas cualidades físicas permanecen durante unos minutos después de despojarse del arnés.
  • Versión Mejorada: El Buitre tiene una nueva versión de su arnés de vuelo que supuestamente ha sido aumentada por el Duende Verde. Aunque Buitre afirmó que lo hizo varias veces más fuerte que su versión anterior (500% más fuerte) pero esto parecía ser un farol para asustar a la Gata Negra, quien procedió a golpearlo casi hasta la muerte. Teniendo en cuenta que Felicia no tiene poderes sobrehumanos reales y la gravedad de los golpes que le propino, es muy improbable que estuviera siendo del todo sincero. El Arnés del Buitre también le permite volar prácticamente sin hacer ruido.
  • Alas Proyectil: Sus plumas son tan afiladas como espadas y pueden ser utilizadas como armas de proyectiles. Estas se reponen por sí solas para mantener sus habilidades de vuelo.

TransporteEditar

Gracias al efecto del arnés y al empleo de sus alas, el vuelo es un medio que domina.

ArmasEditar

Si es necesario, Adrian utiliza granadas, pistolas de plasma o incluso misiles, siendo más proclive a su uso cuando recupera su juventud.

CuriosidadesEditar

  • El Buitre fue el primer super-villano tradicionalmente disfrazado que Spider-Man enfrento, quien previamente sólo había encarado al súper espía Camaleón en Amazing Spider-Man # 1.
  • Hasta Amazing Spider-Man # 676, el Buitre había sido el único enemigo de Spider-Man, además de Electro en ser miembro de cada encarnación de los Seis Siniestros y Doce Siniestros. Él tampoco ha servido ni una sola vez como líder de cualquiera de estos grupos.
  • El Buitre fue el antagonista previsto de Spider-Man 4 antes de que la película fuera cancelada.

Araña.png

Articulo Destacado


Este artículo ha sido escogido por la Comunidad de Spider-Man Wiki como uno de los mejores artículos escritos. El icono a la izquierda de este mensaje indica que es un artículo destacado.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar