FANDOM


El Dr. Curtis Connors es un amigo de mucho tiempo y aliado de Peter Parker, mientras que, irónicamente, su alter-ego, El Lagarto es uno de los enemigos más antiguos y mortales de Spider-Man.

HistoriaEditar

OrigenEditar

Curt Connors era un cirujano que resultó seriamente herido en combate mientras servía a su país. Como resultado de una explosión perdió su brazo derecho. Debido a sus conocimientos de ingeniería genética trabajo en un suero extraído del ADN reptilesco para regenerar los tejidos perdidos, con la esperanza de poder recuperar su extremidad. Al ingerirlo le volvió a crecer el brazo, pero se transformó en un lagarto humanoide gigante. Horrorizado huyó a los pantanos.

Allí lo encontró Spider-Man, quien había descubierto su existencia por medio del Daily Bugle. Al descubrir el origen del Lagarto, Peter examinó las notas del Doctor Connors y consiguió desarrollar un antídoto. Tras un breve enfrentamiento consiguió que el Lagarto tragara su antídoto y los efectos del suero se desvanecieron volviendo a recuperar su aspecto normal aunque reteniendo su nuevo brazo. Spider-Man se ganaría por su ayuda la gratitud eterna de Connors, así como la enemistad de su reptilesco alter ego.

Ayudando a Spider-ManEditar

Curt pronto tendría ocasión de devolverle el favor. Cuando Peter proporciono a su enferma Tía May una transfusión, su sangre radioactiva estuvo a punto de acabar con la anciana. Al comprobar que los doctores que la trataban no podían hacer nada para curarla, un desesperado Spider-Man le entregaría una muestra de la sangre de May gracias a la cual descubriría que la clave de la cura era un isótopo. Trabajando conjuntamente, fueron capaces de desarrollar una formula que permitiría salvar la vida de la tía de Peter. A pesar de este hecho, Connors no llego a averiguar la identidad secreta del hombre que se hallaba tras la mascara.

Poco después, ambos volverían a colaborar conjuntamente para crear un producto que combinado con la telaraña del trepamuros conseguiría disolver el traje del Rhino. Lamentablemente, los productos químicos utilizados para crear dicha solución provocarían que Connors volviera a adoptar su forma mutada de reptil una vez más, siendo descubierto por Spider-Man. Tras robar unas joyas, el Lagarto sería hallado por este y tras la consiguiente pelea acabaría escapando por las alcantarillas. En esta ocasión Spider-Man se valdría de la incapacidad de los reptiles para regular su temperatura interna, encerrando al Lagarto en un vagón de tren refrigerador con destino Filadelfia en el que huía, devolviéndole su forma humana a continuación.

Más adelante, Peter intentaría ponerse en contacto con Connors con la intención de que le facilitara trabajo pero este no se hallaba en casa. Gracias a la mujer del doctor, se enteraría de que este había abandonado la casa en plena noche acompañado de dos misteriosos hombres. El científico sería llevado por el hombre llamado Cicerón a presencia del mafioso Silvermane con la intención de que estudie la tablilla ancestral ancestral para él. La presión a la que es sometido Connors para cumplir este cometido degeneraría en una reversión de este a su forma reptilesca pero no antes de haber entregado los resultados del estudio a Silvermane. Mientras, Spider-Man averigua gracias a los matones de Cicerón que tienen secuestrados a la mujer y el hijo de Connors.

Antes de que Spider-Man consiga hallar el escondite de Silvermane, Connors se aprovecha de un descuido de sus captores para huir. Una vez allí, el arácnido entablaría un combate con los villanos Montaña Marko y Silvermane a los que conseguiría vencer. Mientras un Lagarto totalmente carente de raciocinio se aleja de allí, teniendo que ser rastreado por el cabeza de red. Una vez que se produce el encuentro, un Spider-Man fuera de combate tiene que ser salvado de una muerte segura por la llegada de Johnny Storm, la Antorcha Humana.

La aparición del miembro más joven de los Cuatro Fantásticos haría huir al Lagarto y Spider-Man, no deseando que este resultara herido, intento desembarazarse de Storm para que no lo persiguiera. Al mismo tiempo Billy, el hijo de Connors, abandonaría su casa partiendo en busca de su padre. Entre tanto, el Lagarto es dejado inconsciente en el muelle y mientras Spider-Man parte en busca de los elementos necesarios para curarlo, Billy llega al lugar siendo atacado por su transformado padre. Finalmente, Connors sería devuelto a la normalidad gracias a la oportuna aparición de Spider-Man.

Spider-Man volvería a recurrir a Connors en busca de ayuda cuando, queriendo eliminar sus habilidades únicas y dejar de ser un superhéroe, ingirió una formula que tuvo como efecto colateral el que le crecieran dos pares de brazos extra. El científico le prestaría en aquella ocasión una casa en la costa con la intención de realizar unos experimentos allí. Mientras un desesperado Spider-Man no consigue revertir la mutación que ha sufrido, la casa es elegida por Michael Morbius para cobijarse.

A punto de servir de alimento al vampiro viviente, Peter despierta para descubrir que sus problemas se han multiplicado pues el Lagarto vuelve a vivir. En la batalla posterior un Lagarto derrotado es mordido por Morbius al que reacciona de una sorprendente manera. Pese a presentar la apariencia del Lagarto es la mente de Connors la que predomina, hecho este que es aprovechado por Spider-Man para buscar una cura a sus respectivas mutaciones. Finalmente, y gracias a la combinación de la sangre del vampiro con un suero preparado por Connors ambos volverían a la normalidad.

Billy sería raptado una vez más, esta vez por el villano apodado Stegron. Este utilizaría un aparato inventado por Connors para animar los huesos de unos dinosaurios, encontrándose con la oposición de Spider-Man que lo haría huir. De vuelta en casa de los Connors, Spider-Man es incapaz de retener al Lagarto pero es informado por su esposa de lo ocurrido a su hijo. Mientras, Stegron consigue convertir los huesos fosilizados de los dinosaurios en dinosaurios vivos siendo localizado por el Lagarto. Tras devolver la forma humana al científico, este hallaría la manera de volver a convertir los dinosaurios que amenazaban la ciudad a su estado fosilizado original.

Durante un tiempo, Curt dividió su tiempo entre Florida y Nueva York. Una investigación en la Universidad Empire State le hizo establecerse por un tiempo en Manhattan, durante el cual Peter Parker trabajaría como profesor asistente. Fue en aquella época cuando sería encontrado inconsciente por el propio Parker y su compañera Marcy Kane. Al comprobar como un misterioso brillo asoma a los ojos del científico, Parker lo seguiría hasta una exposición de reptiles en la que sufriría el ataque de la Iguana. Poseedor de ciertos poderes mentales, el villano levantaria a su ejército de reptiles contra el lanza-redes y Connors.

Tras haber ahuyentado temporalmente al ser, el abrumado científico explicaría a Spider-Man que este era el resultado de haber transferido accidentalmente la personalidad del Lagarto a una iguana común que incluso consiguió controlarlo mentalmente. Sin embargo, la Iguana pretendía que la familia de Connors le sirviera de protección contra él, desencadenado una nueva aparición del Lagarto provocada por el deseo de proteger a su familia. La situación sería resuelta de nuevo por Spider-Man que, valiéndose del dispositivo conocido como enervador, transfirió toda la energía del Lagarto a la Iguana haciendo que explotara. En aquella ocasión, Connors pareció haberse librado por fin de su maldición.

Tras estos sucesos Connors comenzaría a preocuparse por el comportamiento de un Spider-Man arrogante en exceso, pues sospechaba que ello podía deberse al efecto que sobre él podría haber tenido la utilización del enervador. Fue entonces cuando la universidad sufrió el ataque del Esquizoide al que Spider-Man vapuleo sin piedad, mutando hasta convertirse en el Spider-lagarto. El científico seguiría a este nuevo ser hasta las cloacas, consiguiendo que ingiriera un suero de su invención que anularía los efectos que la fuga del enervador habían provocado en Spider-Man.

Guerras SecretasEditar

Durante los sucesos que se conocieron como Guerras Secretas, Connors sería arrastrado junto con una nutrida representación de superhéroes y supervillanos hasta el mundo de batalla creado por el Beyonder para que los dos grupos combatieran entre si, en un enfrentamiento cuyo suculento premio consistía en el cumplimiento de lo que más anhelara cada uno de ellos. Allí, y siempre convertido en el Lagarto, conseguiría una breve amistad con la Avispa cuando esta lo curo de las heridas sufridas en una de las innumerables batallas que se desarrollarían en aquel lugar. A continuación la Brigada de Demolición dispararía contra la vengadora hiriéndola de muerte, provocando que el Lagarto montara en cólera cargando contra los miembros de dicho grupo.

Casi al final del conflicto, saldría en defensa de Volcana cuando la Encantadora trato de reclamar el pago por los servicios que le había prestado a la mujer anteriormente. Ya como Connors, se presentaría en la base del bando del Capitán América donde Spider-Man le daría la bienvenida. Tras ser devuelto a la Tierra, el trepamuros lo llevaría con su familia antes de volver a su propia casa.

Problemas FamiliaresEditar

Pese a que destruyó sus notas la pesadilla del Lagarto siguió atormentando al Dr. Connors, quien se transformaba en su alter ego tras situaciones de gran presión o debido a la exposición a los productos químicos. Con el tiempo una nueva personalidad surgió en la mente de Curt. El Lagarto adquirió fuerza y se propuso en varias ocasiones tomar el control del mundo mediante un ejército de lagartos. Tiempo después, Spider-Man descubriría con sorpresa que varios mafiosos habían sido asaltados por el Lagarto.

Tras dirigirse a la casa de Connors, comprobaría que este controlaba al Lagarto y que la razón de dichos asaltos era recabar información sobre el paradero de su familia, raptada por enésima vez para granjearse sus servicios. Una vez averiguado el paradero de su mujer e hijo, la llegada de Spider-Man evitaría que acabara con la vida del Búho pues este se hallaba tras el rapto. Incapaz de enfrentarse a las recaídas de su esposo, Martha lo abandonaría para pensar en su relación, llevándose a su hijo con ella.

La Lucha del Lagarto y CalypsoEditar

La invasión demoníaca que asoló Nueva York conocida como Inferno, haría que Connors no pudiera retener más al Lagarto y este volviera a tener el control. Spider-Man prepararía el suero necesario para hacerlo volver a la normalidad pero aunque conseguiría hacérselo tragar tras una cruenta batalla, no pareció surtir efecto. Sin embargo la parte humana del Lagarto se revelaría contra él y tras electrocutarse a sí mismo, recuperaría su apariencia humana.

Connors intentó enderezar las cosas sin éxito. Desesperado, el Lagarto tomo el control, pero debido a su débil estado mental Calypso lo dominó mediante sus conocimientos de vudú. Después de una serie de sangrientos enfrentamientos Spider-Man los derrotó y Curt volvió a tomar el control. Más tarde volvió a emerger la psiquis del Lagarto, quien pretendía dominar a la gente envenenando los depósitos de agua. De nuevo, Spider-Man lo derrotó y Connors recuperó su aspecto humano.

El Clon Lagarto y la Muerte de Martha ConnorsEditar

Tras la derrota de Calypso, Connors se decidiría a buscar una cura permanente a la maldición que soportaba desde hacía años. A tal efecto, crearía una versión modificada de su formula regeneradora original. A continuación, inyectaría ese mismo compuesto en un trozo arrancado de la cola del Lagarto con desastrosos resultados. La cola se transformaría en un nuevo Lagarto, carente de cualquier resto de humanidad. Temiendo por la seguridad de su familia, se sacrificaría volviendo a adoptar la identidad del Lagarto.

El desprendido sacrificio del científico convencería a su esposa de volver con él. Este hecho, unido a la milagrosa restauración de su brazo a manos de Cabeza de Martillo, parecía augurar un final feliz para esta familia. Sin embargo, el deterioro de la estructura celular del brazo lo volvería inservible en poco tiempo. Poco después, Martha y Billy descubrirían que habían desarrollado un cáncer debido a la polución causada por un laboratorio industrial cercano a la casa que los Connors tenían en Florida. Curt, contando con la ayuda de Spider-Man, convencería a un empleado de la compañía para que denunciara los delitos de la misma. Lamentablemente, el cáncer contraído llevaría a Martha a la tumba. Billy se salvaría, pero a partir de ese momento culparía en parte a su padre de todas las tragedias que les habían sucedido.

Tiempos OscurosEditar

La muerte de su esposa y el resentimiento de su hijo hicieron que la división que existía entre la personalidad de Connors y la del Lagarto se volviera aún más difusa. Aparentemente, su lado humano podía ejercer cierto control sobre su alter ego reptilesco pero en contraposición a este hecho, el Lagarto parecía estar siempre expectante para aprovechar los momentos de debilidad del hombre y tomar el control. Con el fin de proteger a aquellos que amaba además de a sí mismo, cometería un robo intencionadamente para ser encarcelado.

Curt escapó de la cárcel al ingerir un puñado de compuestos químicos, la novedad es que causó una oleada de violencia en el Bronx ya que emitía una feromona nociva que activaba el Compuesto-R en el cerebro humano que entraba en contacto con ella. Así que Spider-Man tuvo que capturarlo y entregarlo a la policía. Más tarde formaría parte de los Doce Siniestros que estuvieron a punto de eliminar a Spider-Man y a la Gata Negra de no ser fuera por la intervención de los Cuatro Fantásticos y un grupo de Vengadores, que los derrotaron.

FreakEditar

Un drogadicto al que todos llamaban Freak porque se esnifaba cualquier cosa que pillase, cayó accidentalmente en el laboratorio en el que estaba trabajando el Doctor Connors. El hombre no tuvo mejor idea que inyectarse seis sueros hepidérmicos de células madre animales, lo que produjo una violenta mutación en su cuerpo. Transformado en un terrible monstruo, causó el caos en las calles neoyorquinas hasta que fue detenido por Spider-Man. Sospechando que estaba relacionado con el asalto a su laboratorio, Connors convenció a la forense Carlie Cooper para que le proporcionara unas muestras de la crisálida de Freak. Gracias a ellas confirmó el origen del monstruo y advirtió a Spider-Man del peligro que suponía, ya que su cuerpo evolucionaba en cada renacimiento mejorándose constantemente.

El GuanteEditar

La vida de Curt pronto comenzó a salirse de control una vez más. Después de conseguir un nuevo empleo en una compañía llamada Phelcorp, empezó a oír una voz (la del Lagarto) diciéndole que se comportarse violentamente. Finalmente se quebró cuando su jefe Brian King se acostó con su asistente por quien Connors se sentía atraído. En ese momento Curt sintió que se convertía en el Lagarto de nuevo y trató de tomar un medicamento para detener el cambio, pero Brian creyó que estaba tratando de convertirse en el Lagarto a propósito. Emergiendo el Lagarto nuevamente, este devoró a Brian. El lagarto más tarde mató a su propio hijo, Billy Connors, para que así Curt despareciera y él ser la personalidad dominante.

Lagarto vs Spidey

El nuevo Lagarto enfrentando a Spider-Man

Después de que el Lagarto matara a su propio hijo, Spider-Man se encuentra con el cuerpo de Billy y sigue su Rastreador Arácnido que había colocado en el Lagarto. Tras seguir la señal, el arácnido encuentra sus restos, y así cree que Curt ha fallecido. De repente, el Lagarto recién mudado de piel emerge y revela su nueva capacidad para hablar.

También explica cómo el cerebro de lagarto ha asumido totalmente el control y la forma en que siempre se sintió, como si fuera presa de Spider-Man pero ahora era al revés. Ambos comienzan a pelear cuando Spider-Man empieza a sentir que su instinto primario intenta dominarlo. Por esta razón el trepamuros se escapa y el Lagarto se marcha mientras que una pequeña porción del mamífero cerebro del lagarto le dice que está desnudo y debe buscar abrigo. Spider-Man va al laboratorio de Connors y toma todo lo que queda de su antídoto junto a una foto de Billy.

Todo el mundo en la ciudad cae bajo el control de la nueva habilidad del lagarto y se vuelven locos luchando entre sí por el territorio y las posesiones. Spider-Man toma un frasco del antídoto y enfrenta al Lagarto de nuevo. El Lagarto se burla del héroe arácnido por tomarse el veneno y encadenar su reptil interior, pero es en ese momento, cuando Spider-Man escupe el antídoto en las fauces del reptil que intentaban atacarle. Entonces procede a inyectarle hasta el último frasco de antídoto y le muestra una foto de Billy.

El Lagarto se torna confuso y Spider-Man es superado por la multitud dominada por el reptiliano villano. El Lagarto vuelve y saca a Spider-Man del enjambre de personas llevándolo a una azotea cercana. Allí trata de racionalizar el asesinato del hijo de Connors con Spider-Man, y lo horrible que se sintió al ver la imagen de Billy en su mente. Spider-Man le explica que ese sentimiento es la vergüenza y es parte de ser un mamífero, por lo cual aún posee emociones humanas. El Lagarto más confundido huye a las alcantarillas y libera a la ciudad de su control.

Origen de las EspeciesEditar

Lagarto origen de las especies

El Lagarto robando al bebe de Amenaza

Después de que la mayoría de los villanos de Spider-Man fueron contratados por el Doctor Octopus para capturar al hijo recién nacido de Lily Hollister y Norman Osborn, el Lagarto fue el segundo (después de Camaleón) en lograr capturar al niño. Connors llevo al recién nacido a su "nido", donde realizó diferentes pruebas en él para ver si el bebé era una nueva especie. Poco después, Spider-Man se presentó al nido junto con el Doctor Octopus de quien el Lagarto tomó el control para luchar contra Spider-Man.

Doc Ock logro ser sometido y Spider-Man fue en busca del bebe que aún estaba en manos del Lagarto, con este ultimo informándole al trepamuros que el niño era una nueva especie pero inútil y no era realmente el hijo de Norman Osborn. El Doctor Octopus se presento de nuevo y lucho contra el Lagarto por tomar el control de su mente. Momento que Spider-Man aprovecho para abandonar la escena con el niño en cuestión a salvo.

No Hay RegresoEditar

Lagarto nueva forma

El Lagarto tras su transformación en Laboratorios Horizon

Luego que Morbius trabajó con los Laboratorios Horizon en una cura para el virus arácnido durante la infección masiva en Nueva York, este comenzó la búsqueda de una cura para él y su amigo, Curt Connors.

Eventualmente desarrollo una cura exitosa que Spider-Man inyecto en el Lagarto, regresandolo a su forma humana, pero manteniendo su mente-reptil, aunque él fingió que estaba totalmente curado para comenzar a crear un suero en pro de recuperar su forma de Lagarto.

Después de probar el suero en muchos empleados de Horizon, Connors se inyectó con este, poco antes de ser descubierto por Carlie Cooper. Curt escapó hasta que Spider-Man logró sacarlo del Horizon, cuando ya había completado su transformación, en una forma nueva y más fuerte del Lagarto.

Usando una cura desarrollada por Morbius, Spider-Man se las arregló para derrotar al Lagarto, pero no revertirlo a su estado humano. El Lagarto fue finalmente capturado y puesto bajo custodia en la Balsa, donde Connors se dio cuenta de que su conciencia humana se había apoderado de su cuerpo de reptil, afirmando que era el castigo que merecía.

Ultima VoluntadEditar

Después de sentir a Spider-Man, sin darse cuenta que estaba en el cuerpo del Doctor Octopus, mientras estaba en su celda, el Lagarto le revelo que la cura había funcionado y que él era Curt en el cuerpo del lagarto. Cuando "Octavius", le preguntó si quería unirsele en una fuga hecha por Hydro-Man, Escorpión y el Trapster, Connors se negó. Luego de que Morbius lograra escapar de su celda, el Lagarto le señalo que si escapaba sería inútil puesto que no tendría a donde ir, ni quien le ayudase.

Superior Spider-ManEditar

Curt escapó de su celda después de que los sistemas de seguridad de la Balsa fueron derribados por el Spider-Slayer. Mientras Spider-Man iba tras Smythe, Jonah Jameson fue confrontado por el Escorpión, pero logro ser detenido por el Lagarto, quien le reveló a Jameson que había conservado su inteligencia humana, mientras escapaban.

Poderes y HabilidadesEditar

Transformacion del lagarto

La transformación de Connors en El Lagarto

  • Fisiología de Reptil: El Doctor Curtis Connors se dio a sí mismo poderes sobrehumanos, como resultado de la exposición a productos químicos mutagénicos, lo que le permite transformarse en el Lagarto. Cuando Connors se transforma en este reptil humanoide, su fuerza se incrementa a niveles sobrehumanos. Así mismo, su velocidad, resistencia, agilidad y reflejos también se elevan a un nivel equivalente al de Spider-Man.
  • Fuerza Sobrehumana: Mientras esta transformado en el lagarto, Connors posee suficiente fuerza sobrehumana para levantar unas 12 toneladas. Los poderosos músculos de sus piernas le permiten realizar un salto vertical de 3,60 metros y cubrir una distancia de 5,40 sin necesidad de tomar impulso.
  • Velocidad Sobrehumana: Mientras esta transformado, Connors puede correr y moverse a velocidades superiores a la de los mejores atletas humanos y puede superar los 70 Km/h en carrera y su tiempo de reacción es el doble de rápido que el de un humano normal.
  • Resistencia Sobrehumana: Mientras esta transformado, la avanzada musculatura de Connors produce considerablemente menos toxinas de fatiga durante la actividad física que la de un ser humano ordinario. Él puede exigirse físicamente a su máxima capacidad durante unas 24 horas antes de que el cansancio le empiece a deteriorar su condición física.
  • Durabilidad Sobrehumana: Su piel escamosa y constitución de reptil le proporcionan resistencia sobrehumana al daño físico, siendo lo suficientemente resistente como para soportar el impacto de balas de pequeño calibre.
  • Agilidad Sobrehumana: En su estado transformado, la agilidad, equilibrio y la coordinación corporal de Connors se incrementan a niveles que están más allá de los límites físicos naturales de incluso los mejores atletas humanos.
  • Reflejos Sobrehumanos: Los reflejos de Connors se han mejorado de manera similar mientras esta transformado y son superiores a las de los mejores atletas olímpicos. Siendo su tiempo de reacción el doble de rápido que el de un humano común.
  • Factor de Curación Regenerativo: A pesar de la durabilidad física del Lagarto, él puede sufrir lesiones físicas. Sin embargo el Lagarto puede regenerar áreas dañadas de su cuerpo, incluso hacer crecer por completo de nuevo sus extremidades y cola.
  • Cola: Entre sus características reptilescas se halla una cola de casi 2 metros de largo que puede hacer girar a velocidades de más de 112 km/h. Teniendo en cuenta su fuerza y resistencia física, puede generar suficiente fuerza para romper el concreto o doblar el acero. Al igual que algunos geckos, El Lagarto puede desprender su cola y hacer crecer una nueva.
  • Colmillos y Garras: Como ocurre con la especie de lagarto conocida como geckos, sus manos y pies poseen garras retractiles de 2,5 centímetros de largo surgiendo de las palmas y las plantas de los pies. Además los dedos de manos y pies están cubiertos de pequeñas garras con capacidad adhesiva, permitiendo al lagarto soportar su peso mientras se desplaza por superficies difíciles de escalar. Su boca también está llena de hileras de afilados dientes que él puede utilizar como armas ofensivas en situaciones de combate cercano.
  • Poder Mental: El Lagarto posee empatía con los reptiles. Gracias a sus poderes puede controlar telepáticamente los reptiles que se encuentren a una distancia no superior a una milla. Sin embargo, su inteligencia normal varía. Aunque en ocasiones retiene un nivel intelectual equivalente a la media humana, a veces se convierte en un ser descerebrado que se guía únicamente por los instintos. Temporalmente el Lagarto ganó la habilidad de segregar feromonas que afectaban al Compuesto-R del cerebro humano (la parte más primitiva del cerebro que alberga nuestros impulsos más bestiales) induciendo a la gente a comportarse de forma violenta.

HabilidadesEditar

  • Intelecto: En forma humana, Connors no tiene ninguno de sus poderes sobrehumanos, pero posee una capacidad intelectual impresionante por lo cual es un biólogo y bioquímico brillante además de un reputado herpetólogo (es decir un científico especializado en el estudio de los reptiles).
  • Combate Cuerpo a Cuerpo: A pesar de que no ha tenido ningún entrenamiento de combate formal, sus poderes junto con su salvajismo natural en su estado transformado hacen de él un formidable combatiente.

DebilidadesEditar

Tras la transformación el cuerpo del Lagarto se convierte en un ser de sangre fría, por este motivo es especialmente vulnerable a una larga exposición a temperaturas frías. Un entorno con temperaturas lo suficientemente bajas pueden hacer que su metabolismo se vea drásticamente ralentizado y se suma en un letargo. En su forma humana, los altos niveles de estrés pueden causar que el Dr. Connors se transforme en el Lagarto.

CuriosidadesEditar

Lagarto estampilla

Estampilla del Valor Marvel #72

  • El lagarto fue uno de los personajes que aparecieron en la serie A de las Estampillas de Valor Marvel emitidas en la década de 1970.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar